miércoles, 20 de noviembre de 2013

Experencia de compra

La semana pasada estuve en Colonia en una reunión que tengo anualmente. Entre las tiendas visitadas esta vez estuvimos en una que me llamó mucho la atención. Es una tienda de productos para deportes al aire libre. Se llama Globetrotter.
Aunque es una tienda que no pertenece al sector del Home Improvement o Bricolaje la visitamos por tener una característica muy particular. Está enfocada a crear una experiencia para el cliente. 
La tienda está dividida en varias plantas y en cada una de ellas, el cliente o potencial cliente, tienen la oportunidad de probar los productos que hay expuestos. Pensaréis que esto no es muy novedoso.
Si os digo que hay una piscina para probar los equipos de buceo o las piraguas, quizá cambie la opinión, ¿verdad?
También tienen una sala de frío, con hielo y un ventilador para el viento, para probar las prendas de abrigo. Se puede ver el efecto que tiene con una cámara térmica que te enfoca y se ve cómo actúan las prendas. O una ducha para las ropas de lluvia. Y una zona con diferentes superficies para probar las botas de montaña y comprobar si te sientes cómodo al caminar. (Haciendo click en la imagen la puede ver más grande )




Desde el punto de vista de crear tráfico de clientes en la tienda es muy buena política. Nosotros fuimos solamente por eso y quizá podrían haber conseguido alguna compra.
En cuanto a fidelización de clientes, para el público objetivo que tienen, debe ser el punto de encuentro natural. Gente que realiza deportes al aire libre y con cierto nivel de experiencia. Es evidente que quieran probar lo que compran y más con la política de precios que tiene la tienda, de nivel alto o muy alto. 
Crear una experiencia de compra con tu cliente es la mejor forma de fidelizar. Le das la oportunidad de comprobar la calidad de los productos que vendes y le transmites seguridad y transparencia. 
¿Pero es suficiente con esto? La respuesta es no. Además de darle la oportunidad de probar y verificar los productos en la tienda tienes que aportarle mayor valor añadido. Para crear una verdadera experiencia de compra, hay que tomar datos de ese cliente, ver qué deportes practica, qué días suele comprar, en qué horas, etc... 
Analizando estos datos es cuando podremos ofrecerle una verdadera experiencia de compra personalizada de modo que le fidelizemos de una forma casi segura.
Los distribuidores, sean del sector que sean, deberían y pensando en crear este tipo de experiencia para sus clientes. Es el futuro, muy cercano y casi pasado. Aquellos que se adelanten en este tipo de acciones tendrán un mercado muy fiel y que será muy complicado que la competencia pueda arrebatar. Cuando consiguen tocarnos la "fibra" nos lo pensamos muy mucho antes de cambiar.

3 comentarios:

ejecutiva entre biberones dijo...

sin duda nos gusta que nos presten un poquito de atención para comprar!!!

ejecutiva entre biberones dijo...

por cierto, gran idea lo de probar las experiencias en la tienda...yo quiero una así por aquí!!! ;)

Geraldo Capillo dijo...

Muy Buen Blog !
Los invito a visitar mi blog !
http://geraldocapillo.blogspot.com/
Gracias !