jueves, 16 de agosto de 2012

Violencia verbal, de momento.

Estos días de verano sirven además de para leer esos libros que siempre tienes pendientes, subir de peso, estar con la familia, etc... para pulsar cómo está nuestro país. Llamadme cotilla, pero no puedo evitar al estar en algunos lugares prestar atención a conversaciones cercanas sobre cómo está España. Aunque debemos reconocer que la mayoría de las veces no hace falta prestar atención porque aunque estén al otro lado de la playa les escuchas igual por el volumen de voz con el que hablamos.
En fin, al grano, estos días de verano te dan la oportunidad de poder pulsar más lo que opina la gente. Se está en la playa, en las piscinas, en los chiringuitos y la gente habla y mucho.
Lo primero que he podido comprobar es que España además de ser un país de entrenadores de todo tipo de deportes somos un país lleno de premios nobel de economía. Todos creen tener la solución para sacar a España de la crisis.
Pero esto es lo menos preocupante. Lo que me preocupa es cómo habla la gente de cosas que no tiene ni idea, con una desinformación total y asegurando haberlo visto con sus propios ojos o haber estado ellos debajo de la mesa del despacho donde se estaba hablando del tema en cuestión. Me temo que demasiada gente no lee prensa, no escucha la radio, no ve telediarios y toca de oído. Y por otro lado, la violencia con la que se habla del "contrario". Independientemente de ideologías cada lado habla con excesiva violencia del "contrario" y en momentos que deberíamos remar todos juntos no es lo más adecuado.
Se está creando en la calle un cultivo de violencia verbal que en cualquier momento se transformará y nos dará un susto. Gente que no acudí a manifestaciones, gente que hasta ahora estaba tranquilamente sentada en su sofá de casa...esa gente que se está calentando al sol de España en vacaciones y que veremos qué hace a la vuelta en el otoño.

2 comentarios:

George Orwell dijo...

De momento... Me alegra comprobar que no soy el único que escucha... Me preocupa que ambos lleguemos a la misma conclusión... Vienen hostias y no precisamente consagradas...

Saludos.

Hatshepsut dijo...

Más que hostias me refiero a la agresividad en los comentarios y que eso no es nada bueno. Necesitamos estar más unidos que nunca para remar todos en una misma dirección y así no lo hacemos.
Que se produzcan hechos violentos en las calles, seguro, pero no serán los de siempre. La diferencia será que en las protestas y en las manifestaciones habrá mucha más gente en ellas. Gente que era parte del "sistema" y ya no aguanta más las agresiones que le vienen del mismo.